La Virgen del Águila: Madre y Protectora de los niños

Share on Facebook81Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

Definir a estas alturas de la vida a la Virgen del Águila es una tarea carente de sentido. Decir Águila, es decir Alcalá; decir Virgen, es hablar de nuestra Madre; y decir Virgen del Águila es nombrar a la protectora de la Ciudad y su gente. Por eso definirla carece de sentido, porque llegamos tarde y la historia ya le ha dotado de las palabras exactas puestas por sus hijos, porque así lo entienden ellos, así lo sabemos todos.

Aguila_MarchaMariana_03
Miles de personas peregrinaron hasta el Santuario del Águila

Y esta historia no es solo de agosto, cuando la mirada se dirige a lo más alto del Castillo y los nervios están a flor de piel. Esta historia se repite a cada instante, de manera callada e individual. Pero la del sábado pasado fue una historia multitudinaria, de miles de personas, de esas que hacen respirar de alivio por ver cómo los más pequeños se acercan a María.

Cientos de niños de los grupos del Despertar, y Primer y Segundo año de Catequesis de todas las parroquias alcalareñas -junto al Colegio Salesiano- se dirigieron hasta el Santuario en una marcha mariana que se convirtió en un río de fiesta, fe y alegría a partes iguales. Porque los niños deben saber que la fe es fuente de alegría.

Así, convocados por la Hermandad de la Patrona y organizado por el Arciprestazgo de Alcalá, estos niños salieron de sus parroquias para encontrarse en primer lugar en la Plazuela, donde se unirían y rezarían el Ángelus.

Una vez en el Santuario del Águila, la Virgen salió a verlos. En andas, Ella presidió la celebración de la Palabra, y allí se ofreció a la Patrona la multitud de gestos en forma de poesías, canciones o preces, que después se graparían a los globos que se lanzarían al cielo, donde Ella los recibiría.

Cultos de la Candelaria

Porque la cercanía de la Virgen del Águila con los niños es patente, por la festividad de la Presentación del Niño al Templo, la Hermandad celebra, desde hoy día 2 y hasta el 4, Solemne Triduo en su honor, comenzando estos a las cinco de la tarde.

El domingo 5, a partir de las cuatro y media de la tarde, se realizará la tradicional presentación de los niños a la Santísima Virgen.