El traslado de Jesús, uno de los últimos actos de la Cuaresma

Para la Alcalá cofrade, el traslado de Jesús Nazareno al altar constituye uno de los últimos grandes actos de la Cuaresma, señal inequívoca de que la espera se va consumando.

El rezo del vía crucis comenzará a las nueve de la noche, una vez concluída la misa de las ocho. Al Nazareno le precederán varias parejas con faroles guiadas por la característica cruz de guía de la Hermandad, y recorrerá portado a hombros el interior del templo parroquial de Santiago.

La Coral Polifónica de Jesús pondrá la nota musical en el acto, acompañando el rezo con sus coplas dedicadas a Jesús y a la Hermandad, entre ellas ‘La cruz al Calvario’.

Una vez colocado el Señor en el altar mayor, quedará expuesto en besapie para todos los fieles allí presentes.