Así son los nuevos varales del palio de la Virgen de la Oliva

La Virgen de la Oliva estrenará el próximo Domingo de Ramos un nuevo juego de varales ejecutado por el taller del orfebre Manuel de los Ríos.

Los varales, realizados en alpaca plateada, se componen por un basamento a cuatro caras con sendas capillas en las que encontramos pequeñas jarritas con diversos elementos florales, que variarán según cada varal, coronado por una cúpula, cuya crestería hace alusión a las letanías de la Virgen, y que es acompañado por cuatro columnas que se ubican en las esquinas.

Varal_Virgen_Oliva_Alcala_007El tubo del varal rompe con un diseño original que recorre toda la pieza y cuyo dibujo deja entrever una lacería de cierta inspiración mudéjar.

Rompe el varal un nudete central que ubicado a media altura y que enmarcan cuatro querubines que rodean al tubo. Finalmente encontramos una perilla de corte clásico rematada por una llama en alusión al ungüento que da el aceite, fruto de la oliva, y que crea el fuego que ilumina el camino de la Fe.

La evolución del palio

Con este estreno, y sin entrar en cómo era hace un par de décadas, la Hermandad de la Borriquita deja prácticamente completado un paso de palio que hace tan solo unos años presentaba una fisonomía totalmente distinta en cuanto a los elementos principales. El primer gran estreno para el paso de la Virgen de la Oliva llegaba en 2012 con la adquisición de las bambalinas de la Hermandad de la Sed de Sevilla, restauradas y enriquecidas en el taller de Francisco Carrera Iglesias, y que serían acompañada ese mismo año por un nuevo techo de palio de tisú verde.

El manto, en otrora verde oscuro cuasi negro, se vestiría de tisú verde a juego con el techo en 2013, estrenándose también los nuevos faldones en los que distintos tejidos de tonos verdes daban forma a la pieza.

Y en 2014 llegaría el último gran estreno y anhelo hasta hoy: el techo de palio bordado. De nuevo sería Carrera Iglesias el bordador encargado de ejecutar la obra, un palio en el que el tisú se intercalaba con la malla. Por fin la Virgen de la Oliva tendría un palio luminoso.

Fotos: Fco. Javier Baños