Los Santos Varones regresan al tramo de misterio del Santo Entierro

Cada Viernes Santo, en el cortejo de la Hermandad del Santo Entierro procesiona el llamado Tramo de Misterio. Un amplio grupo de hermanas que, ataviadas con distintos ropajes y con elementos alusivos a la figura que encarnan, representan las Virtudes Teologales, las profetisas que anunciaron la llegada del Salvador por el Mediterráneo en distintas épocas, o las Santas Mujeres.

A este característico tramo se le añadirá este año la figura de los Santos Varones: José de Arimatea y Nicodemo. Recupera así la Hermandad la presencia de los dos hombres que ayudaron a bajar a Cristo de la cruz y que dieron sepultura al cuerpo.

Estos Santos Varones, que dejaron de formar parte del cortejo a finales del siglo XIX, portarán unas pequeñas escaleras, en alusión directa a su participación en el descendimiento de Jesús del madero.