Los nazarenos del Santo Entierro entrarán en San Sebastián el Viernes Santo

Entrarán en San Sebastián y se arrodillarán ante el Monumento de la Santa Cruz. Ese es el sentido del que el Comisionado de la Hermandad del Santo Entierro quiere dotar a la estación de penitencia de la cofradía en la tarde del Viernes Santo.

El proceso será de la siguiente manera: El cortejo de nazarenos rodeará la Parroquia de San Sebastián para entrar por la puerta trasera, la ubicada en la calle Cristo del Amor. Una vez dentro, buscarán el Monumento a la Santa Cruz que se instalará en la nave central del templo, para salir por la puerta que se usa habitualmente y bajar la empinada rampa.

De esta manera, se da un paso más allá y evoluciona el concepto de estación de penitencia implantado hace dos años, cuando este mismo gesto comenzó a hacerse también ante la Santa Cruz, pero instalándose el altar en la misma puerta trasera, y no en el interior de la parroquia.

Sin cambios en el recorrido

También, y a algo menos de 20 días para el Domingo de Ramos, se puede confirmar que la Hermandad mantendrá su recorrido durante la salida procesional respecto a 2016. Esto significa que la corporación ha decidido adoptar el itinerario final de buscar la Plaza del Paraíso y Pérez Galdós en su vuelta a la Capilla, en lugar de volver a cruzar la Plazuela pero en sentido inverso al de la ida, algo que sí hizo en 2015.