Los lazos de la caridad que llegan hasta los campos de refugiados Saharauis

En un día tan señalado, Navidad, el día en el que el Niño Jesús vuelve a nacer, no podemos permitir que haya niños que no tengan zapatos, que pasen frío porque no tienen ropa, que pasen hambre porque les faltan alimentos, niños para los que un caramelo sea simplemente un sueño.

Así lo entendió la Hermandad Sacramental de Jesús Nazareno que, a través de la cooperante Alicia Guisado Morillas, autora del libro “Cartas contra el olvido. Reconocimiento al Pueblo Saharaui”, les ha proporcionado a los niños saharauis comida, ropa, zapatos, enseres… que les han sido entregado, precisamente en vísperas de la Navidad, en los campos de refugiados de Tinduf. También se les han entregado los caramelos proporcionados por la Cabalgata de Reyes Magos de Alcalá.

El Ropero de la Virgen del Socorro

Esta Hermandad atiende, además, a 150 familias alcalareñas en sus necesidades de alimentos para niños, ropa, cestitas, enseres, menaje… Todo ello gracias al “Ropero Infantil Virgen del Socorro”, un centro de recursos infantiles puesto en marcha con motivo del 75 aniversario de la bendición de la nueva imagen de María Santísima del Socorro.

Viendo la cara de felicidad de estos niños y sus madres, ahora sí, ahora se siente más profundamente que el Niño Dios ha nacido.