La Semana Santa de Alcalá en 2015: Las 12 claves

Encarando las últimas horas del año que se va es momento de echar una mirada atrás y rememorar todo aquello cuanto ha acontedido en nuestra Semana Santa. Un año largo que ha estado repleto de aniversarios, extraordinarias, estrenos y momentos especiales que desde Alcalá Nazarena queremos repasar uno a uno.

1. El año de las extraordinarias

María Auxiliadora, Esperanza, Socorro, Amargura y Rosario. Hasta cinco Vírgenes han salido a la calle de manera extraordinaria en el año que estamos a punto de cerrar y que ya de por sí darían para escribir un reportaje en sí mismo. Distintos motivos, pero todos relacionados con una efeméride, tanto de fundaciones de hermandad como de la hechura de la talla han sido los motivos por los que estas imágenes han pisado la calle en fechas distintas a las habituales.

2. Las sillas en la Plazuela

Luces y sombras, ese fue el balance final de la gran novedad de la pasada Semana Santa. El Ayuntamiento instaló en la Plazuela un millar de sillas que, sin coste alguno, podían ser ocupadas previa presentación de una invitación. Quizás fue este el punto que más confundió al público, el reparto de las invitaciones o el cómo conseguir un pase. Pese a ello, es innegable que este punto de la ciudad ganó en un mayor empaque, vistosidad y elegancia.

3. La bendición del Señor de la Paz

En el mes de junio, y casi por sorpresa para los alcalareños, se anunciaba la bendición de Nuestro Padre Jesús de la Paz. Años de esfuerzo y trabajo que veían sus frutos, y aquellos jóvenes que llegaban firmes en la Fe verían un sueño cumplido. El Señor preside actualmente su capilla en la calle Maíz, dentro de la feligresía de la Inmaculada, cumpliendo así el deseo de llevar el Evangelio más lejos.

4. Las bambalinas de San Roque en el Perdón

A dos semanas del Domingo de Ramos la Hermandad del Perdón anunciaba la cesión de las antiguas bambalinas de Gracia y Esperanza, de la sevillana Hermandad de San Roque, abandonando por un año el sobrio palio de cajón. El palio ganó en alegría y viró hacia una estampa más cercana al aire de barrio que busca la de la Inmaculada en los últimos años.

5. El Vía Crucis que no se disfrutó en Pablo VI

La fecha se sabía histórica. El Señor del Soberano Poder presidiría por primera vez el Vía Crucis de las Hermandades de Alcalá y en San Mateo todo estaba dispuesto, todo menos el tiempo. Una fina lluvia suspendió el acto externo y el rezo se realizaría en el interior de la Parroquia. Tuvimos que esperar al Miércoles Santo para disfrutar de la imponente imagen del Soberano en la calle y ataviado con la túnica de sarga que estrenaría.

6. El calor de la Semana Santa

Si la lluvia se hizo presente en los días previos, desde el Viernes de Dolores el calor se asentó y las temperaturas llegaron a hacer mella en los cortejos de las hermandades. Gran labor realizaron los servicios sanitarios comandados por Cruz Roja para atender a los nazarenos que no llegaron a aguantar el azote del sol.

7. Los cambios del Viernes Santo

El Comisionado que marca las directrices de la Hermandad desde el Santo Entierro desde finales de 2014 señaló varios cambios de cara a su estación de penitencia en la tarde del Viernes Santo. El principal: La Hermandad haría estación de penitencia al monumento instalado en honor de la Santa Cruz en la puerta trasera de la Parroquia de San Sebastián, una novedad que motivó un cambio en el itinerario de la cofradía y que resultó más que acertado.

8. El primer Sábado de Pasión en San Miguel

El barrio del Campo de las Beatas se vistió de gala para recibir al Santísimo Cristo de San Miguel. El crucificado de Darío Fernández salía por primera vez en procesión una vez que la corporación había sido erigida como agrupación parroquial. Los alcalareños del otro lado del puente dieron buena cuenta de la cercanía y necesidad que existe ya del Señor para ellos, y todo mientras Alcalá ganaba una nueva cofradía.

9. El misterio de la Oración

Los apóstoles tallados por Salvador Madroñal para el paso de misterio de Nuestro Padre Jesús de la Oración en el Huerto salían por primera vez a la calle coincidiendo con el cincuentenario fundacional de la Hermandad. Imágenes secundarias acordes al estilo artístico del Señor y del Ángel, tal y como había propuesto la propia cofradía salesiana.

10. La restauración de San Mateo

El Santo Patrón de Alcalá regresaba a la Inmaculada tras su restauración. El trabajo se centró principalmente en la encarnada de la imagen, pero no solo en la del Santo, sino también en la del ángel que le acompaña en su peana.

11. El azulejo del Dulce Nombre

Elegante e imponente, así podemos definir el azulejo que la Hermandad del Dulce Nombre ha instalado en la fachada de San Sebastián ya en los últimos compases del año. El Taller de Joaquín Soriano ha sido el encargado de realizar y cumplir con lo que muchos hermanos de la cofradía han definido como el sueño de hace décadas.

12. La música cofrade

Dos formaciones alcalareñas han protagonizado el panorama musical de la ciudad en este año. Primero la Agrupación Musical Santísimo Cristo de la Bondad, que cierra el año de su XV aniversario y que en Cuaresma colgó el no hay billetes en un concierto en el Auditorio Riberas del Guadaíra con el que presentó su tercer trabajo discográfico. Y por otro la Banda de Cornetas y Tambores Nuestro Padre Jesús del Soberano Poder que a mediados de año dio un giro de 180º a su estilo y abandonó los sones de agrupación para definirse al 100% como una banda de cornetas y tambores.

Y entre todo, fuera de tantas claves nos dejamos atrás otros tantos detalles, como por ejemplo el del apartado de los estrenos, copados por la cartela de la Borriquita, con la imaginera Encarnación Hurtado como gran protagonista; o los nuevos estandartes para la Divina Misericordia, obra del alcalareño Antonio Araujo Luna, o el de la Borriquita, realizado por Francisco Carrera.

Y también se quedan atrás otros detalles no menos especiales como el del primer rosario vespertino de la Divina Pastora de las Almas por el entorno de su capilla y sus primeros cultos en la Parroquia de San Agustín.

El Museo de la Ciudad ha sido otro de los puntos claves que podríamos haber destacado, y es que tanto la Hermandad del Rosario como la de Jesús organizaron sendas exposiciones para conmemorar y repasar su historia coincidiendo con distintas efemérides.

Ponemos el broche a 365 días repletos de cofradías, incienso y marchas; rebosantes de tertulias y guasa, de actas de secretarios y cuentas de mayordomos; de limpieza de plata y cera fundida; de itinerarios y horarios; de partes de lluvia y altas temperaturas… Ponemos el broche a 365 días que ya no dan más de sí y que el año que viene serán uno más.

Feliz 2016