La salida del Rocío viste de fiesta a San Agustín

La Hermandad del Rocío de Alcalá se puso este miércoles en camino para buscar a la Blanca Paloma. Bien temprano empezaron a resonar los cohetes desde la Parroquia de San Agustín, tanto es así que a las ocho y media se celebró la Misa de Romeros que precedía a la salida de la Hermandad hasta Almonte.

Más de un centenar de romeros acompañados por un buen número de alcalareños cruzó la ciudad para realizar su primera parada en las inmediaciones de la Retama, aunque antes, este recorrido por las calles alcalareñas permitió disfrutar de momentos tan bonitos como la ‘Salve Rociera’ tocada por los niños del Colegio Concepción Vázquez, los cantos a la Virgen de los del Colegio Salesiano o la siempre entrañable visita a las monjitas del Convento de Santa Clara, amén del saludo de la corporación municipal, que esperaba a los romeros ante el Ayuntamiento.

Será el sábado cuando los peregrinos dejen atrás un duro camino y lleguen a la Aldea del Rocío, realizando la presentación ante la Virgen en la misma tarde.

El regreso, el miércoles 27

El encuentro del Simpecado de Alcalá con la Virgen del Rocío con los primeros rayos del sol del lunes de Pentecostés vendrá seguida de la vuelta, un camino muy distinto al de los días antes, y es que ya lo dice la sevillana “qué triste es el camino cuando se viene de vuelta”.

La entrada en la ciudad será en la tarde del miércoles 27, estando previsto que la carreta esté en el Puente Romano a las ocho de la tarde. Desde aquí, y haciendo el recorrido inverso al de la ida, los romeros volverán a buscar la Parroquia de San Agustín para poner fin al camino del Rocío.

>Ver galería de fotos de la salida de la Hermandad del Rocío de Alcalá