La crónica de la Exaltación Eucarística de Jesús Mallado

Alcalá de Guadaíra celebró su X Exaltación Eucarística, en el incomparable marco de la Iglesia conventual de Santa Clara. Como ya es habitual desde el año 2009, la Antigua y Franciscana Sección alcalareña de la Venerable Archicofradía Sacramental de Adoración Nocturna Española, ha organizado este pregón de la Eucaristía como pórtico común a todos los cultos que en honor a Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar realizan las hermandades de la ciudad. En esta ocasión, el conocido cofrade y catequista alcalareño Jesús Mallado Rodríguez, ha sido el pregonero, despertando las emociones más profundas con su pregón dedicado a Cristo Eucaristía, como ya se adivinaba en la preciosa presentación que de él realizó, María José Gravalosa Morenilla, actual Hermana Mayor de la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío.

El acto estuvo presidido por el Sr. Arcipreste de la ciudad y Cura Párroco de San Sebastián, Rafael Calderón García; por el Sr. Teniente de Alcalde y Delegado de Presidencia y de Fiestas Mayores, Enrique Pavón Benítez, y por el Sr. Presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías, Antonio Rivas Durán. Asistieron representaciones de miembros de Vida Consagrada: Hijas de la Caridad, de la Casa Rosalía Rendú; Misioneras de Acción Parroquial, de la Parroquia de San Agustín y Siervas del Hogar de la Madre, del Santuario de Nuestra Señora del Águila. Asimismo, asistieron representantes de diversas Hermandades y Agrupaciones Parroquiales, así como adoradores, no solo de la Sección alcalareña, sino de la Sección de Adoración Nocturna de Sevilla, con su Presidente a la cabeza. En lugar destacado se encontraban Sus Majestades los Reyes Magos (los primeros adoradores de Jesús en carne mortal, como ahora es adorado en las Sagradas Especies Eucarísticas).

El pregonero rememoró su primera noche con Jesús, en su infancia, preparando con la Archicofradía Sacramental de Nuestro Padre Jesús Nazareno el altar para el Corpus, y su encuentro con los adoradores del Santísimo Sacramento en la Capilla Sacramental de la Parroquia de Santiago. Describió momentos únicos, íntimos, de comunión con Dios hecho Sacramento, y recordó a cada uno de ese antiguo grupo de adoradores de Jesús Sacramentado, teniendo el privilegio de que dos de ellos estuvieran presentes y se emocionaran en su Exaltación Eucarística: Pepín Rodríguez y Joaquín Pérez. Asimismo, dedicó palabras hermosísimas a las Hermanas Clarisas, que desde el cenobio llevan una vida contemplativa, de oración, de encuentro diario con el Señor en la Liturgia de las Horas. Y recordó a monjas que han quedado en la memoria colectiva de la ciudad, como Sor Corazón de Jesús y Sor Celina entre otras muchas.

Con las meditadas, profundas y vivenciales palabras de Jesús Mallado, quedó patente la grandeza de la existencia de Jesucristo, verdaderamente presente en Cuerpo y Sangre en las Sagradas Especies Eucarísticas. Quienes estuvieron en esta exaltación salieron deseosos de adorar a Jesús Eucaristía, deseosos de celebrar la gran festividad del Santísimo Corpus Christi.

Finalizada su intervención, que estuvo realzada por los bellos cantos de las Hermanas Clarisas desde el coro (“Pan vivo”, “Cerca de Ti, Señor”, “Oh buen Jesús”, “El gran convite”) el pregonero fue recibido como Adorador Honorario de la Sección Alcalareña por su labor al difundir y propagar la devoción al Señor Sacramentado con su magnífica Exaltación, recibiendo el correspondiente diploma acreditativo. El colofón lo puso la hermosa pieza “Cantemos al Amor de los Amores”, himno por excelencia de los adoradores, con toda la asamblea de pie ante el Sagrario.