Las imágenes del Cautivo, ubicadas en la capilla Sacramental y en la de Ánimas

En un cúmulo de casualidades, en las últimas semanas cada rincón de San Sebastián se ha llenado de estampas únicas, curiosas y hasta históricas. A las visitas temporales de la Virgen del Rocío y de la Soledad -por razones obligadas la primera, para celebrar una efeméride la segunda- se le suma la reubicación por unos días de las imágenes de la Hermandad de Jesús Cautivo en otras capillas del templo. Esto ha venido motivado por las obras de reforma a las que ha sido sometida la capilla de la Hermandad. En este proceso se ha procedido a la limpieza del retablo de las imágenes, el pintado de las paredes y la sustitución de la luminaria por otras de tecnología led.

Por este motivo la imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado se traslado a la capilla del Sagrario, lugar en el que ha compartido espacio con las imágenes de la Inmaculada y la Virgen del Rocío. Mientras que Nuestra Señora de la Esperanza y María Santísima de los Dolores han sido ubicadas en la capilla de las Ánimas, donde residen los titulares de la Hermandad de la Amargura.

Este viernes 25, durante la misa de hermandad que se celebrará a las ocho de la tarde, se procederá a la bendición de la capilla.

Fotos: Fran Baños