La escenificación del Santo Entierro de Cristo | Emilio León

La cruz con las dos escaleras como fondo y recuerdo del Monte Calvario. San Juan, la Virgen de la Soledad y las Marías en torno al cuerpo que yace de quien lo dio todo por nosotros. En el centro el Señor de la Buena Muerte tapado al completo por un velo. La escena, rebosante de dolor, nos transporta al momento en el que el cuerpo de Cristo es velado justo antes de ser trasladado al sepulcro, dándole la forma completa al misterio del paso del duelo.

Y así fue el besapie del Santísimo Cristo de la Buena Muerte. De nuevo con una apuesta en la que la cofradía del Viernes Santo nos muestra una escena en la que conjugar a todas sus imágenes para formar un todo.

Fotografías: Emilio León