El besamano de Jesús y las puertas de la Cuaresma

El recurso es tan tópico como verdadero. El Miércoles de Ceniza la Parroquia de Santiago se convierte en un hervidero de gente que en un ir y venir incesante se postra ante Jesús Nazareno: “Señor, aquí está Alcalá; Alcalá, he aquí el Señor”. Y así comienza una nueva Cuaresma.

A las diez de la mañana se abrirán las puertas de la Parroquia para dar comienzo al besamano, que se prolongará durante todo el día ininterrumpidamente, hasta las 19.30 h, cuando se celebre la primera de las dos Eucaristías, siendo la segunda una hora después.

El horario para fotógrafos será de 15 h. a 16 h.