El Cristo de la Bondad preside hoy el Vía Crucis de las Hermandades de Alcalá

El Santísimo Cristo de la Bondad presidirá esta noche el Vía Crucis de las Hermandades de Alcalá de Guadaíra por segunda vez, para volver a cerrar el ciclo de la Pasión de Cristo en orden inverso.

La jornada comenzará a las 10 de la mañana en la Parroquia de San Agustín, cuando se abrirán las puertas del templo para recibir las visitas más especiales de toda la Cuaresma y que se repiten año tras año: las de los ancianos de las residencias alcalareñas.

A las siete y media de la tarde saldrá el Señor de la Bondad desde su Parroquia en la búsqueda del centro de la ciudad. El recorrido del traslado de ida será: Salida, Santander, Llano Amarillo, Avenida Antonio Mairena, Santa Ana, Mairena, Plazuela, Plaza de Cervantes, Alcalá y Orti, Plaza del Derribo y entrada en la Parroquia de Santiago a las 20:50 horas.

En el interior del templo de Santiago comenzará el rezo del Vía Crucis que repartirá sus estaciones por el recorrido habitual: Parroquia de Santiago, Plaza del Derribo, Herreros, Nuestra Señora del Águila, Plazuela, Gutiérrez de Alba y Parroquia de San Sebastián.

A las once de la noche comenzará el traslado de vuelta que se presupone será rápido, y que discurrirá por: Salida de San Sebastián, Canalejas y Méndez, calle San Sebastián, Santa Ana, Avenida Antonio Mairena, Sargento Vasallo, Santander y entrada en San Agustín en torno a las doce de la noche.

La Escolanía de la Trinidad acompañará al Señor

Una de las notas curiosas de la jornada la pondrá el acompañamiento musical de la Escolanía de María Santísima de la Trinidad, siendo la primera vez que esta formación musical participa en un acto ajeno el de su propia Hermandad de la Divina Misericordia. Los pequeños cantores, como les llaman algunos en confianza, solo participarán durante el traslado de ida.

Junto a la Escolanía estará la Capilla Musical Dulce Nombre.

Nuevas potencias

El Señor de la Bondad estrenará esta tarde unas nuevas potencias de plata de ley inspirados en el estilo del siglo XVIII y ejecutadas en el Taller de Fernando Marmolejo.