Alejandro Martín: «Un cartel debe ser un grito en la pared, no quedarse en un mero retrato»

El pasado jueves se presentó el Cartel anunciador de la salida procesional de la Virgen del Dulce Nombre de María.

Obra realizada por el joven trianero Alejandro Martín García, cofrade que con tan sólo 25 años cursa en la carrera de Conservación y Restauración de Bienes Culturales en la Universidad de Sevilla. De las Hermandades hispalenses de San Gonzalo y La Estrella, estudió en los colegios de Santa Ana y los Salesianos de San Pedro, y desde muy pequeño, ya mostraba interés por el arte, destacando notablemente sus dibujos. Muchos de ellos representan con gran acierto las imágenes procesionales de la Semana Santa de Sevilla.

Cartel Anunciador de la salida procesional del Dulce Nombre de María

En el presente año ha realizado el diseño de la orla de cultos de la Hermandad del Nazareno de Huelva, la portada de boletín de Cuaresma de la Hermandad de las Cigarreras o la portada de boletín de Mayo de la Hermandad de la Divina Pastora de Málaga, entre muchos otros trabajos.

Alejandro se ha entregado a este portal en el cual damos las gracias por su amabilidad al contestar todas estas preguntas.

¿Cómo recibió la designación de anunciar la salida procesional del Dulce Nombre de María?

Para el nombramiento la Hermandad, conocedora de mis trabajos, se puso en contacto conmigo, exponiéndome sus intenciones, a las cuales accedí encantado. Se trata de un trabajo interesante, no sólo por ser partícipe de esta manera en la procesión de la Virgen del Dulce Nombre, sino también por colaborar en una Hermandad a la que me une personas y amistades. Fue toda una alegría.

Un cartel muy distinto, no es el típico retrato de la Virgen. ¿Qué mensaje, idea interesante intentaste transmitir a la hora de hacerlo?

La juventud es la escogida para anunciar esta procesión, ya que la juventud en esta Hermandad toma gran importancia, conformando un importante peso ya no sólo en su nómina, sino incluso en miembros de su junta de gobierno. Los niños también representan la ilusión de la llegada del día que esta obra anuncia, en la que se pretende que en sus miradas se vean reflejados todos los fieles y hermanos de esta corporación que anhelan y sueñan como cualquier niño la llegada del día en el que sus sueños y sus deseos se materializan. Este sueño desemboca en mayo, cuando la Virgen del Dulce Nombre vuelva a pasear por las calles del corazón de Alcalá.

¿Qué técnicas has usado para la realización del cartel?

El cartel está realizado sobre papel canson empleando una técnica mixta que comprende aclíricos, rotuladores, lápices, acuarela, grafito y pasteles.

En su opinión, ¿cómo le parece que deberían ser los carteles?

Un cartel debe ser un grito en la pared, no quedarse en un mero retrato, sino que posea un contenido claro y una narración en función y acorde de lo que se quiere anunciar. Es fundamental que la lectura debe ser clara para su entendimiento por todas las personas. Es cierto que en la actualidad existe un gran auge de este tipo de arte en las cofradías, pero por desgracia es un campo poco valorado en algunas ocasiones, considerándose a veces como obras sin apenas trabajo y empeño detrás, es algo tan laborioso como otro tipo de artes. Quizás ese concepto debe primar y corregirse con el paso del tiempo.

¿Qué tiene más valor para usted, una fotografía por cartel o una pintura?

Más vale una buena fotografía a un cartel pintado de manera incorrecta

Claramente nos situamos entre dos distintos tipos de arte, como he comentado anteriormente, en la actualidad existe un gran auge por piezas pintadas para ilustrar publicaciones o carteles. Una comparación entre la fotografía y la pintura es complicada, aunque a veces es cierto que un buen cartel pintado vale más que una mala o regular fotografía, y viceversa, más vale una buena fotografía a un cartel pintado de manera incorrecta.

¿Nos podría adelantar algún proyecto no muy lejano?

En la actualidad trabajo para dos Hermandades, cuyos proyectos verán la luz próximamente, aunque no puedo desvelar aún el destino. Además estoy trabajando en varios encargos de particulares. De cara a medio plazo poseo varios proyectos a la vista ya concretados y otros aún en estudio y valoración, tanto por las juntas de gobierno, tanto como por mí, dependiendo de poder compaginarlos con mis estudios y  demás.

Y para acabar Alejandro, con este cartel, ¿qué cree usted que ha aportado para Alcalá?

He querido aportar una parte de mí, mi particular visión de la procesión de la Virgen del Dulce Nombre, todo elaborado con mucha ilusión, ganas y esfuerzo, que ha visto su resultado hace escasamente unos días. He deseado aportar además una obra plena de mi estilo, sin ninguna inspiración previa, sólo lo que al ponerme frente al papel salía de mis sentimientos.