Alcalá recupera la advocación de la Vera+Cruz

Share on Facebook44Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

El pasado sábado 20 de enero la ciudad de Alcalá de Guadaíra recuperó la ancestral advocación del Santísimo Cristo de la Vera+Cruz, una de las más antigua de carácter penitencial documentada hasta ahora, aunque en la actualidad, por los avatares de la vida, había desaparecido.

Esta recuperación se llevó a cabo por la Antigua y Franciscana Sección de Alcalá de Guadaíra de la Venerable Archicofradía Sacramental de Adoración Nocturna Española, concretamente con una imagen cedida a la misma y que ha sido objeto de una laboriosísima  restauración en la Facultad de Bellas de Sevilla, desde octubre de 2011 hasta septiembre de 2017, por un equipo de técnicos, dirigidos por el profesor Joaquín Arquillo, que con esta restauración ha puesto el broche de oro, cerrando su dilatada labor como docente en la mencionada Facultad.

La Santa Misa se celebró en la iglesia del Monasterio de Santa Clara, perteneciente a la feligresía de Santiago el Mayor, y en el que reside la Sección de Adoración Nocturna. Fue oficiada por el Rvdo. Sr. D. Manuel María Roldán Roses, Cura Párroco de la mencionada Parroquia. La imagen se bendijo, tras recibir la pertinente autorización del Ilmo. Sr. D. Teodoro León Muñoz, Vicario General de la Archidiócesis de Sevilla, en una bella ceremonia, enmarcada dentro del II Año de la Misión Parroquial de Santiago. La imagen de Cristo Crucificado se encontraba inclinada en las escalinatas del presbiterio, rodeada por cuatro cirios y ramos de claveles rojos.

Fue al principio de la Eucaristía, tras la monición de entrada motivando el acto, y la lectura por parte del Secretario de la Sección, de la Autorización para la bendición, cuando el celebrante leyó la Oración de Bendición, y asperjó con agua bendita por tres veces la, ya desde ese momento, sagrada imagen, para continuar con el canto del Gloria, por las Hermanas Clarisas desde el coro bajo, quienes se encargaron asimismo de toda la parte musical, consistente en la misa de Pio X para las partes invariables (Gloria, Sanctus y Agnus Dei), y otros cantos, como “Venimos a celebrar” (Entrada), “Señor, instrúyeme en tus sendas” (Salmo responsorial), Aleluya (canon), “Este pan y vino, Señor” y “Jesús nuestra alegría. Cantata 147 de Bach” (ambos al Ofertorio), y “Pescador de hombres” (Comunión).

El oficiante, gran devoto de la Vera Cruz, centró su homilía en dos aspectos fundamentales: en la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, en correspondencia con la liturgia del III Domingo del Tiempo Ordinario, y en la devoción al Santísimo Cristo de la Vera Cruz, Asimismo, en la Oración de los Fieles se pidió por esa Unidad, por el éxito de la Misión de la Parroquia, por las personas consagradas al Señor, por las vocaciones, por la devoción a Cristo en el Sagrado Leño de la Vera Cruz, y por la Adoración Nocturna a Jesús Sacramentado.

Tras la Comunión, el Presidente de la Sección agradeció públicamente a todos los presentes su asistencia, y muy especialmente a los padrinos de la bendición, que fueron tres: la Confraternidad de Hermandades y Cofradías de la Vera+Cruz, al retomar esta advocación tan antigua de la ciudad; la Parroquia de Santiago el Mayor, a cuya feligresía perteneció la Cofradía del Santísimo Cristo de la Vera Cruz todos los siglos de su larga historia; y la Comunidad de Hermanas Clarisas, única presencia franciscana actualmente en Alcalá, habida cuenta de la vinculación singular de la advocación con la Orden, en cuyo convento de Frailes de Nuestra Señora de los Ángeles residió la mencionada Hermandad, así como el hecho de que la Sección adoradora, que preside honorariamente Su Eminencia Reverendísima el Sr. Cardenal Fray Carlos Amigo Vallejo, Arzobispo Emérito de Sevilla, fue afiliada a la Orden de los Frailes Menores el 1 de octubre de 2012 por el entonces Ministro General, Fray José Rodríguez Carballo, actualmente Arzobispo Titular de Belcastro y Secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica.

La Santa Misa finalizó con el canto de “Salve Regina” a la Santísima Virgen, incensando el celebrante las imágenes del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y de Nuestra Señora Reina de los Ángeles, Consolación y Gracia, también Titular de la Sección Adoradora Alcalareña.

Tras ello, los asistentes pasaron a besar el pie del Santísimo Cristo, encabezados por D. Antonio Luis Borrego Fernández, Vicepresidente Primero de la Confraternidad, seguido del profesor D. Joaquín Arquillo, así como los técnicos que habían restaurado la Sagrada Imagen presentes en el templo, miembros de las Hermandades, Asociaciones y Agrupaciones de la ciudad que habían acudido a la ceremonia, y de todos los demás fieles.

La imagen, de autoría desconocida, ha sido relacionada por el equipo restaurador con las de procedencia Hispanoamericana, realizada en una pasta propia de aquellos lugares. La Cruz, así como el “Titulus” de los que carecía, han sido realizados por el sacerdote afincado en Alcalá, Rvdo. D. Manuel Ángel Cano Muñoz, concretamente en la carpintería de la Asociación AFAR, que él mismo preside, realizando una importantísima obra social.