Besamano de Nuestra Señora de la Amargura | Fran Baños

El segundo fin de semana de Cuaresma, Nuestra Señora de la Amargura quedó expuesta en devoto besamano en la Parroquia de San Sebastián.

La dolorosa del Jueves Santo se presentaba en el besamano en esta ocasión en solitario, y no acompañada pot la talla de San Juan como en años anteriores. Contaba el montaje con un original exorno floral, con unos centros de flores que evocaban a una fuente, señalando a María como fuente de salud.

Aparecía la Virgen atraviada con manto azul, la primera toca de salida, un nuevo fajín hebráico y la primera saya bordada que posee. Se completaba el besamano con con la iluminación compuesta por los candelabros de cola exornados a su vez con margaritas.

Fotos: Francisco Javier Baños